Queremos acabar con las distracciones al volante. 43491
Personas ya se han unido.

El proyecto

Sobre la campaña #StopDistraer

8 DE CADA DIEZ CONDUCTORES SE DISTRAEN MÁS AL IR ACOMPAÑADOS EN EL VEHÍCULO

Aproximadamente en un año 288 pasajeros pierden la vida en el tráfico, dejando además 1.679 heridos graves y 33.145 leves. Por tipo de vehículo, los pasajeros fallecidos sufrieron el accidente en 3 de cada 4 ocasiones como viajeros de un turismo y el 6,3% de los casos fue en furgoneta. Por tipo de accidente, la inmensa mayoría se produce en vías interurbanas, siendo los accidentes más comunes la “Colisión entre vehículos” con el 41% de los casos,  la “Salida por la derecha”, con el 31%, y la  “Salida por la izquierda”, con el 17%.

La edad media del pasajero fallecido es de 45 años, y uno de cada dos pasajeros fallecidos viajan como copilotos, al ser seguramente también la plaza de mayor ocupación, seguido del asiento trasero derecho con cerca del 15%, el asiento trasero izquierdo con cerca del 11%, y el asiento trasero central con el 5%.

Para conocer mejor el rol del acompañante en la conducción, se ha realizado un estudio con 1.144 entrevistas a conductores de 18 a 75 años, de las que se han extraído los resultados que se exponen a continuación.

En desplazamientos de ocio los conductores van acompañados de media por 2,1 personas, mientras que en desplazamientos habituales por 1,4 personas. El acompañante más habitual es la pareja, y los amigos tienen un peso importante en los desplazamientos de ocio. En general, las mujeres llevan en mayor medida a sus hijos y a personas mayores. Respecto a las preferencias sobre viajar solo o acompañados, en ciudad, solo 1 de cada cuatro conductores prefieren ir acompañados, mientras que en carretera este porcentaje se eleva al 44%.

El 79% de los conductores declaran que se distraen más cuando van acompañados, mientras que solo un 21% reconocen que se distraen más cuando van solos. Las distracciones que se dan con mayor frecuencia son: “Hablar / conversar con el conductor” (60%), “Atender a los niños” (12%), “Mirar al acompañante” (10%) y  “Las discusiones” (4%).

En este sentido, un 85%  de los conductores reconoce que se ha distraído por culpa de un acompañante, en uno de cada cuatro casos se produjo una situación de cierto riesgo, y en un 3% llegó a producirse un accidente o una situación de alto riesgo.

Respecto a quién distrae más, los que tienden a ser una mayor fuente de distracción son los Bebes (79,5%), las mascotas (73,4%) y también los niños menores de 14 años  (68,4%), mientras que la pareja (26,8%) y los hijos de más de 14 años (36,8%) son los acompañantes que menos distraen y más ayudan al conductor.

El acompañante que los conductores reconocen como más incómodo es el que intenta advertir de las direcciones y posibles peligros (36%). En segundo lugar resulta más incómodo el que se queja constantemente (22%) y después el que toca elementos del vehículo (15%).

Respecto a si influye en su estilo de conducción el ir acompañado, el 46% considera que sí. A los conductores más jóvenes, de 18 a 24 años, les influye mucho más el ir acompañados (64%), mientras que a los más mayores, de 55 a 75años, es a los que menos les influye (32%), es decir, a medida que aumenta la edad influye menos en el estilo de conducción el ir acompañado. Asimismo, los conductores reconocen que ir acompañados les pone más nervioso (53%) y los más jóvenes (18-24 años) reconocen ir más rápido al ir acompañados (15%).

Comportamientos de los acompañantes y tipos de conductores

El comportamiento que más distrae son las discusiones (nota media de 7,12 sobre 10). Que mi acompañante vaya llamándome la atención por si adelanto o acelero, o sobre los otros coches, también presenta un elevado nivel de distracción (media 6,64). Que los niños se muevan mucho y molesten (media 6,53) también es una distracción importante, así como tener que buscar música o CDs que me piden los pasajeros de atrás (media 6,35).

Según los resultados de la encuesta, se han encontrado tres perfiles de conductores según su relación con los ocupantes:

  1. Conductor emocional (41%): Declaran que los comportamientos de sus acompañantes les distraen mucho, especialmente las discusiones (media 8,01), los niños jugando, moviéndose y dando patadas al asiento del conductor (media 7,63), y los acompañantes que van llamando la atención al conductor por si adelanta o acelera, o sobre los otros coches (media 7,49).
  2. Conductor exigente (30%): Piensan que los acompañantes no son conscientes de que tienen que ayudar al conductor y sin querer les distraen, especialmente cuando le señalan paisajes bonitos cuando va conduciendo (media 6,64), le hablan mucho y al final les acaba mirando a la cara (media 6,6), o le hablan desde los asientos traseros, sin darse cuenta de que no les oye bien (media 6,53).
  3. Conductor racional (29%): Es el que menos se distrae, únicamente con las distracciones más “fuertes”, como las discusiones (media 5,28) y los acompañantes que van llamando la atención al conductor por si adelanta o acelera, o sobre los otros coches (media 4,94).

CAMPAÑA STOP DISTRAER

La campaña, bajo la denominación de Stop Distraer, pretende concienciar a todos los ocupantes del vehículo de que pueden aportar una mayor seguridad a los desplazamientos mediante un comportamiento responsable en el vehículo. Para ello, la campaña cuenta con el ex copiloto de rallies, Luis Moya, quien será el encargado de ofrecer diferentes consejos sobre cómo comportarse como acompañante. Asimismo, se han desarrollado las siguientes líneas de actuación: Creación site www.stopdistraer.com, videos formativos, virales, infografías sobre las principales fuentes de distracciones, entrevistas a personalidades relevantes, juegos web, concursos en Facebook y campañas especiales en las redes sociales de RACE y CASTROL. También se han desarrollado una serie de consejos que proponemos para conductores y resto de ocupantes del vehículo: